INTERNACIONAL

Ver más

Alertas por inundación llegan a habitantes de Carolina del Norte a través de celulares

COMPARTE
Huracán Florence en Carolina

13 de Septiembre del 2018 Reuters TV Azteca

Florence, que se debilitó a la Categoría 2 en la escala Saffir-Simpson de cinco niveles, sigue siendo una tormenta peligrosa e impredecible, dijo el Centro Nacional de Huracanes (CNH).

Wilmington, 13 de septiembre.- Las bandas exteriores del huracán Florence arrojaron abundantes precipitaciones sobre Carolina del Norte y del Sur el jueves, inundando carreteras, elevando el nivel de ríos y cortando la energía eléctrica en una muestra del daño que podría causar cuando toque tierra el viernes.

Ante la emergencia, los habitantes ya reciben alertas por las inundaciones a través de su celular y estaciones de radio y televisión.
Florence, que se debilitó a la Categoría 2 en la escala Saffir-Simpson de cinco niveles, sigue siendo una tormenta peligrosa e impredecible, dijo el Centro Nacional de Huracanes (CNH). 

La agencia pronosticó que Florence tocará tierra el viernes al mediodía cerca de Cape Fear, Carolina del Norte, con precipitaciones de hasta 40 pulgadas (un metro) y marejadas de tempestad de hasta 13 pies (cuatro metros), dijo el CNH. 

El gobernador de Carolina del Norte, Roy Cooper, dijo en una conferencia de prensa que una "tormenta histórica" desatará lluvias e inundaciones que afectarán casi todo el estado. 

En la ciudad de Wilmington, Carolina del Norte, que podría recibir un impacto directo de Florence, las ráfagas de viento agitaban espumosas capas blancas sobre el río Cape Fear. 

"Estamos un poco preocupados por la marejada de tempestad, así que bajamos para ver cómo está el río ahora", dijo Linda Smith, de 67 años, una directora jubilada. "Tengo miedo de lo que viene. Sólo queremos oraciones de todos", agregó. 

Carolina del Norte verá el equivalente de hasta ocho meses de lluvia en un lapso de dos a tres días, dijo Brandon Locklear, del Servicio Meteorológico Nacional, en una sesión informativa en video. 

Al menos 88.000 personas quedaron sin electricidad en Carolina del Norte antes de que se registre lo peor de la tormenta, según la agencia estatal de manejo de emergencias. Millones de personas quedarían sin energía eléctrica por el paso de la tormenta y el restablecimiento del servicio podría tardar semanas.Las carreteras y las intersecciones en las islas Outer Banks de Carolina del Norte ya estaban inundadas.

Florence registraba el jueves vientos máximos de 100 millas por hora (170 kilómetros por hora) mientras avanzaba sobre el Océano Atlántico, por debajo de un máximo de 140 millas por hora (224 kilómetros por hora) que tenían a principios de esta semana cuando era una tormenta Categoría 4.

El centro de la tormenta se ubicaba a unas 145 millas (235 kilómetros) al este de Myrtle Beach, Carolina del Sur, el jueves por la noche.

MÁS NOTICIAS

Ver más

Síguenos

FACEBOOK
@aztecanoticias
TWITTER
@aztecanoticias
INSTAGRAM
SEGUIR @aztecanoticias
YOUTUBE
@aztecanoticias