INTERNACIONAL

Ver más

Estudiantes de Parkland, FL, recuerdan a las víctimas del tiroteo

COMPARTE
Graduados de Parkland internacional

13 de Junio del 2018 Reuters TV Azteca

En la graduación de la escuela secundaria de Parkland, Florida, los oradores recordaron a las víctimas del tiroteo del pasado 14 de febrero.

Florida, EUA.- Cientos de personas con gorras rojas y vestidas para una ceremonia de graduación el 3 de junio en una escuela secundaria de Florida escucharon atentamente a los oradores que les dijeron lo que podían lograr. 

"No dejen que nada los detenga", dijo uno.

Pero cuando el director leyó el nombre del estudiante Joaquín Oliver, fueron sus padres Manuel Oliver y Patricia Padauy quienes caminaron al escenario para recibir el diploma.

Joaquín, de 17 años, fue uno de los 17 estudiantes y miembros del personal asesinado en la Escuela Secundaria Marjory Stoneman de Parkland, Florida, el 14 de febrero de 2018. 

La masacre, a manos de un antiguo estudiante que el día de San Valentín atacó las aulas con un rifle de asalto, desató el activismo de las familias de las víctimas para prevenir otros ataques armados.

"Este debería ser mi hijo", se leía en la camiseta amarilla que Patricia llevaba puesta para la ceremonia, realizada en un estadio cubierto en la cercana ciudad de Sunrise.

Desde el tiroteo, Manuel Oliver, un director artístico de 50 años, ha viajado por todo el país construyendo murales en honor a su hijo. Llama a los murales "Muros de demanda".

En Los Ángeles, pintó un mural con objetivos de rifle sobre una silueta con la imagen de Joaquín mientras caminaba aquel día hacia la escuela con un ramo de girasoles en la mano para dárselo a su novia. 

Una vez terminado, clavó un martillo en el mural 17 veces, uno para cada víctima, y ​​colgó un girasol en cada hoyo. 

Dice que cuando pinta, entra en trance y se conecta con los recuerdos de su hijo: la motocicleta que construyeron juntos en el garaje familiar, por ejemplo, y los interminables juegos de baloncesto. 

Mientras trabaja, escucha en los auriculares de su hijo la música que solían disfrutar juntos, a menudo los Ramones o Guns N 'Roses. 

Manuel dice que los murales son más que una forma de drenar su ira y dolor. 

"¿Qué diablos importa cómo me siento? Esto no se trata de mí, se trata de mi hijo", dijo Manuel en una entrevista en Florida, unos días después de que pintó el mural de Los Ángeles.

"La foto de Joaquín es una protesta. Joaquín es un mártir, asesinado por un criminal respaldado por un sistema que permite que esto ocurra".

MÁS NOTICIAS

Ver más

Síguenos

FACEBOOK
@aztecanoticias
TWITTER
@aztecanoticias
INSTAGRAM
SEGUIR @aztecanoticias
YOUTUBE
@aztecanoticias