Atrocidades en Auschwitz

Alineados en mujeres, niños y hombres, nadie escapaba de la fuerza de los nazis y de la mentalidad obsesiva de Adolfo Hitler.

Fuente Evelyn Herrera Aviña 01 de febrero de 2012 15:26 hrs
Atrocidades en Auschwitz

Enviar

Alineados en mujeres, niños y hombres, nadie escapaba de la fuerza de los nazis y de la mentalidad obsesiva de Adolfo Hitler. Otros judíos eran enviados en tren hacia el campo de concentración de Auschwitz para exterminarlos. Todos en las peores condiciones: sin agua, sin alimento, con golpes y maltrato psicológico.

 

Solo queda perdonar, pero nunca olvidar las atrocidades que Hitler provocó durante la Segunda Guerra Mundial (1939-1945): un total de 2.5 millones de asesinatos. Fue hasta el  27 de enero de 1945 las tropas soviéticas liberaron a más de ocho mil prisioneros del campo de concentración en Auschwitz, el mayor centro de exterminio.

 

Sobrevivientes que han brindado su testimonio describen al campo de concentración como un lugar cuya misión era exterminar a un pueblo entero de la forma más cruel. Testigos aseguran que los comandantes de los campos poseían mente asesina y el engaño absoluto estaba asegurado.

 

Según versiones de las víctimas, una vez que los judíos llegaban al campo de concentración los dividían por sexo, los obligaban a desnudarse y dejar todas sus pertenencias, incluso sus zapatos que enredaban con un listón para que creyeran que después de una “desinfección” o “baño” en regaderas pudieran recuperarlos. Todo era una mentira.

 

Una vez desnudos pasaban a los patios donde guardias de la Waffen-SS los azotaban con látigos para que entraran a una cámara cerrada herméticamente. Ahí dentro, ya cansados por correr inhalaban más aire, entonces el motor de diesel se ponía en marcha y de inmediato los cadáveres yacían en el piso (en 5 minutos mataban a unas 3 mil personas). Segundos después se abría la cámara de gas y entraban los Sonderkommando, prisioneros judíos y no judíos seleccionados para trabajar en las cámaras de gas y en lso crematorios de los campos de concentración.

 

Las personas que laboraban en un Sonderkommando eran los encargados de llevar a los prisioneros a las cámaras de gas, de retirar los cuerpos, de examinar ano, vagina y boca para buscar piezas de valor ocultas, en algunos casos quitar dientes de oro a los cadáveres y finalmente incinerarlos en los hornos o  trasladarlos a fosas comunes donde eran enterrados en hileras cubiertas de cal. Si alguno de los judíos que trabajaban en un Sonderkommando se resistía a la tarea tenía asegurado su asesinato.

 

Hasta la fecha ningún hecho histórico ha sido comparado con el sufrimiento judío. Los gobiernos deberán tomar acciones para evitar que los derechos humanos sean vulnerados y no se comentan genocidios tan crueles como en Auschwitz. Te invitamos a recordar la matanza judía en la galería Imágenes del holocausto.

 

 

Comentarios

MÁS NOTICIAS

de Internacional

Se recrudecen enfrentamientos en Libia

Se recrudecen enfrentamientos en Libia

Tormenta eléctrica en California deja 14 heridos

Tormenta eléctrica en California deja 14 heridos

Misil derribó vuelo MH17, según cajas negras

Misil derribó vuelo MH17, según cajas negras

Obama llama a cese al fuego en Gaza

Obama llama a cese al fuego en Gaza

Misterio por

Misterio por "mujer de negro" que camina por EUA

VIDEOS RELACIONADOS

de Internacional

Tensión en Gaza

Hechos Internacional, 24 de julio de 2014

Video: Se ganó la lotería pero prefirió seguir trabajando

Video: Indigente libra su situación con retratos

Video: Cubetazos de agua fría para recaudar fondos

Suscríbete a nuestro NEWSLETTER

Lo mejor de Azteca en tu e-mail.

SÍGUENOS EN

Facebook

2,530,508

Fans

Twitter

137,239

Fans

RSS

RSS

Suscríbete

Azteca

TM & © 2011 Azteca Internet Todos los derechos reservados.

DIRECCIÓN

Periférico Sur 4121, Col. Fuentes del Pedregal, CP 14141, México, D.F.

SERVICIO Y ATENCIÓN AL CLIENTE

Conmutador Azteca: 1720 1313

VENTAS

17-20-57-49